No le temas a tu pequeñez

No le temas a tu pequeñez
No le temas a tu pequeñez

Nos atormentamos con personas más grandes que nosotros
porque simbolizan la autoridad y los sentimos ajenos.

Con los hombres pequeños no nos atormentamos,
pero son amables y los sentimos como una parte nuestra.

Por eso no le teman a su pequeñez,
temanle a su grandeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *