Las representaciones del hombre

Todo lo que nos atrapa en el principio es el mal, porque todo principio nos mantiene en el instinto primitivo

Las-representaciones-del-hombre
Las representaciones del hombre

Las personas viven basándose en sus representaciones del mundo y a veces existieron muchas de estas versiones. A través de los siglos se materializaron prácticamente todas. Por último sólo queda una que salva: la que el hombre se hace a un lado y cede el lugar a la Vida, que es el único estado original y no está sujeta a los límites de los argumentos a favor y en contra.

El sol de sus propias actividades encegueció a casi todas las personas de modo que casi no tienen más ningún sentido para la vida. La sociedad y los pueblos están preparando el terreno para una catástrofe de gran magnitud, e incluso cuando se dan cuenta del error casi siempre siguen por el mismo camino errado hacia adelante. Ya casi ninguna sociedad ofrece la posibilidad de que el hombre reconozca su vida y dispone de los seres humanos de manera arbitraria, como si el único propósito del hombre fuera ser una rueda en una estructura social desalmada.

Si existe en algún lugar un hombre sabio e ilustrado que pudiera abrirles los ojos a las personas para la belleza de la vida, ¿Permitirían que su voz llegara a los oídos del prójimo? Y, sin embargo, aquel que no está dispuesto a rendirse ante el hombre real, cómo podrá rendirse ante la vida. La verdad, de la cual hablamos aquí, es la antesala de la vida. Habla de que todo el mundo se enfrentará con aquello con lo cual está en el tiempo, que ya se encuentra en el umbral. Bienaventurado todo aquel que se deja advertir y realmente acepta esto que está escrito con el corazón abierto, porque va a estar preparado cuando llegue la hora.

Pero aquel que piense que es el más inteligente y quiere continuar dirigiendo su juego debe tener cuidado de no quedar como el hombre que, repentinamente, se queda en el frío polar en medio de una tormenta helada sin estar preparado, desnudo y sin ropa. ¿Cómo sobrevivirá, en dónde sobrevivirá?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *