Rotación general

Todo el mundo tiene miedo para sí mismo y por su existencia, pero el objetivo de la vida no es defender la supervivencia, pero la obtención del poder de la ruptura a través del conocimiento y la fe

Rotación-general
Rotación general

El hombre tiene dos cuerpos, el primero es el cuerpo físico y el segundo es el cuerpo de energía o el alma.

Cuando el primer cuerpo muere, el hombre sólo pasa al segundo estado de energía, al segundo cuerpo. Sin embargo, si el segundo cuerpo muere, muere el alma humana, que es eterna. El segundo cuerpo, el cuerpo de energía muere si el hombre no le da prioridad sobre el primero, sobre el cuerpo físico y si lo subordinó, en lugar de someterse él mismo.

Finalmente el hombre tiene sólo dos opciones: si renuncia a su primer cuerpo, el segundo cuerpo revive automáticamente, pero si no dejó vivir el segundo cuerpo, también el primer cuerpo se destruye por el segundo cuerpo que no ha podido nacer.

Está llegando el día en que los campos de energía se invertirán, cambiará la posición del primer y del segundo cuerpo. Ahora el cuerpo físico es primario y el cuerpo energético es secundario – como la gravitación del primer cuerpo. Con la inversión de las posiciones el campo de energía pasará a ser estático, por lo que el cuerpo físico del hombre será el resultado de su interior, el reflejo de su vida. Lo que ahora llevamos como cuerpo físico se convertirá en secundario y será transferido a la gravitación.

Todo depende de si has mantenido tu segundo cuerpo, tu alma, para que pueda sobrevivir y vivir. En este caso en nombre de tu campo de energía liberarás la esclavitud del cuerpo. Serás libre y eterno. Pero si muere este campo, te derrumbarás, incluso si eres tan inteligente y bello que tienes todo el mundo a tus pies. Te derrumbas también de manera infinita y eterna.

El campo energético del hombre cambia con cada una música hermosa, con cada pensamiento sabio o con cada buena intención, con cada estupidez el campo se distorsiona y lo convierte en un tonto.

Con cada pensamiento que eres capaz de aceptar pasas una parte de ti mismo al subconsciente y te abandonas de a poco. De este modo aumenta la estructura del cuerpo de energía y se condensa en una forma cada vez más fuerte. Porque traspasas el peso del contenido de tu cautiverio al contenido de tu libertad. Pasas tu centro de gravedad a aquel cuerpo que es eterno y, de este modo, lo enalteces. Esto es como si te fertilizaras y nacieras en el tiempo.

También los sentimientos actúan según las reglas de los campos de energía y no a través de las vías del cuerpo físico. Por la regla de estos campos invisibles amas a alguien y lo amas justamente por su campo invisible. Porque cuando tocas al que sientes como cercano lo sientes de manera diferente que al resto de las personas, por los campos que anima en ti. Junto a él sientes paz y calidez. Sin embargo, si tocas al egoísta sientes frío, porque destruye tus campos.

Por eso no le temas a tu cuerpo, porque de él nacerá otro cuerpo. Si el hombre se sintiera completamente libre del temor por su vida, quedaría libre de la cárcel de su cuerpo y saldría de él el otro cuerpo, esto sería el verdadero Hombre. El cuerpo físico estaría sentado aquí, el hombre estaría de pie allí y lo miraría. Esta sensación fue experimentada por aquellas personas que estuvieron clínicamente muertas.

La transferencia al cuerpo de energía se produce tras la muerte del cuerpo físico, es una transferencia personal. Ya está llegando la transferencia general – universal, que lo experimentaremos todos al mismo tiempo y en el cuerpo vivo. Esto será la rotación general. Es como si pusiera patas arriba la forma sobre la superficie y pusiera de pie la reflexión en la superficie.

En la rotación general el cuerpo de energía que estaba anteriormente abajo se invertirá hacia arriba, el cuerpo físico se invertirá hacia abajo y el contenido se transferirá del cuerpo de abajo hacia el de arriba.

Existen sólo dos opciones: o transfieres el cuerpo de energía a tu presente y abandonas el temor o niegas tu eterna esencia y te anulas a la dirección opuesta.

Más contenido taspases a tu cuerpo de energía, más podrás dejar del físico y por lo tanto disminuyes el temor de tu existencia. Porque, si pasaras todo el contenido perderías por completo el miedo por tu vida. Todo el mundo tiene miedo por uno mismo y por su existencia, pero el objetivo de la vida no es defender la existencia pero conseguir el poder de liberarse con la ayuda del conocimiento y la fe.

Todos los días y en todas las actividades transferimos desde el cuerpo físico al cuerpo de energía. El estremecimiento que sentimos como nerviosismo y otros temores es una señal del peso del cuerpo físico, que demuestra lo difícil que es abandonarse a sí mismo, de lo difícil que es realizar la transferencia. Sin embargo, cada vez que hacemos algo con amor, se realiza la transferencia y cuando damos el primer paso provocamos una reacción en cadena de transferencias consecutivas.

El hombre que tiene pocas transmisiones es duro y dificilmente se abandona a sí mismo. Por eso necesitará más tiempo para realizar la transferencia, pero esto no significa que no será capaz de hacerlo.

El hombre que tiene la suficiente capacidad de transmisión, no tiene problemas. Vive primariamente de su segundo cuerpo, por lo que lo guía la regla del espíritu o la regla del tiempo. Como es que la vida libre puede hablar a través de él. También si toca un instrumento, la música es perfecta, ya que no toca con el cuerpo físico, sino con el alma y, a través de ella, la vida.

El hombre que somete a los otros, no puede volverse a sí mismo, por eso se vuelve a los demás. Este hombre experimentará solamente la oscuridad. Cuando llegue el día de la rotación, estará completamente volteado hacia abajo.

Por eso el tiempo es precioso. Porque mientras el hombre pueda traspasar el contenido como quiera puede completar su campo de energía. Sin embargo, cuando la regla se gire no será capaz de cambiar nada. Por lo tanto, es aconsejable hacer un esfuerzo para que no haya una carencia en el momento de la rotación. Porque el sufrimiento es grande antes de completar todo el contenido. En ese momento el tiempo supera al hombre. Y aquel que tenga una carencia tendrá la sensación de estar golpeado, sin sentido de la realidad y totalmente confundido. Y necesitará tiempo antes de que se le aclare la mirada, antes de estar completo.

El lugar determinante está girado hacia arriba y nosotros con el tiempo lo tranpasamos hacia abajo y lo hacemos girar como la rueda del molino.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *