La llama de un espíritu

La llama de un Espíritu
La llama de un Espíritu


Las personas somos en esta vida almas encarnadas cada una individualmente,
y el espíritu entre nosotros es uno para todos.
Por eso se enciende entre dos, que están a disposición uno del otro, la llama de un espíritu,
el principio de alguien que apaga esta luz,
mata el fluido de la vida.

Más pequeño es el hombre,
entra más profundamente en el silencio del espíritu,
y el que es infinitamente pequeño,
ingresa a donde nadie puede ingresar,
hasta que no se entrega sin límites.

Esa luz que nadie puede extinguir,
en la unidad del espíritu dentro de nosotros es Jesucristo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *