El dueño en ti

El-dueño-en-ti
El dueño en ti


Vivimos convencidos de que conscientemente damos forma a nuestro mundo
y de que es nuestro derecho inalienable – como una propiedad.

Y, sin embargo, se forma como todo lo demás, una casualidad por las leyes del equilibrio.
Pero en los lugares en los que lo caracterizamos y nos adueñamos en nombre de cualquier cosa,
el intermediario »propietario« que lo despertamos del sueño,
rompe el equilibrio, al igual que en el universo todo hacia el agujero negro.

Por eso nunca nadie tuvo razón en algo
Así como nadie nunca podrá ver a Dios, ni en este ni en el otro mundo,
pero podemos abandonar al que está dormido en nombre de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *