El vuelo de la mariposa

Todo lo que te somete es la muerte sobre ti, pero en el otro lado el florecimiento

El-vuelo-de-la-mariposa
El vuelo de la mariposa

Las personas en esta época estarán cada vez más apresuradas – no compitas con los molinos de viento de sus deseos, ya que muchos, en la desesperación de sus propios deseos se quedarán atrás, pero tú quédate mucho más atrás y deja todos los deseos para no rendirte bajo el peso de la prisa vacía.

Cuanto menos el hombre permita, más estrecha será la vía donde deba caminar, por lo tanto cada vez va más deprisa. Cada paso de aceptación es un paso hacia atrás, que abre caminos, incluso cuando no hay ninguno. Pero sólo a quienes no hayan descarrilado en la esquina de sus propios deseos.

Cada paso del provecho para sí mismo, es un paso de tus deseos – cada paso del provecho para otros, a es un paso en el camino hacia la libertad.

Aprende de todo – desde las extensiones del cielo que están sobre ti hasta de las rocas frente a ti, por las cuales caminas. Aprender de las briznas, que la naturaleza domina por los jugos en ella para que puedan sobrevivir durante el invierno y brotar en la primavera y debes saber que – no lo que está por encima de ti, pero lo que es más pequeño que la palma de tu mano es tu camino al cielo.

Sólo aquellos que pueden someterse a si mismos pueden someterse ante otros sin romperse y así perdurar. Sólo lo que existe ante los demás, podrá existir frente a uno mismo. Quien no pueda someterse a si mismo, camina sobre las flores de la vida para que se sometan a él. Pero al que no se somete nada puede someterse, incluso si así lo quisiera.

Sólo lo que se somete por completo a sí mismo, tiene el derecho y el poder de someter a lo que no se puede someter. Este derecho lo tiene el hombre según el Señor, pero no ante el hombre, porque el hombre es intocable incluso para el Señor, por lo que cada hombre puede y debe someterse a sí mismo. Incluso la muerte no puede someter al hombre, solamente podrá romperlo.

Todo lo que se someterá ante la muerte, reverenciará la vida de manera tan silenciosa como el vuelo de una mariposa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *