Tres iglesias

Todo lo que ha sido adquirido indirectamente no es adquirido y lo adquirido indirectamente no se pierde

tres-iglesias
Tres iglesias

El hombre se plantea en el punto ciego entre soy y el no soy – entre el todo y la nada y por lo tanto puede elegir libremente sus propios pensamientos y los caminos que, sin saberlo, lo conducen a la tierra de alguien o de nadie. Cualquier comentario al hombre lo coloca en la posición de nadie y puede equilibrarse únicamente cuando acepta este hecho.

La naturaleza de las relaciones fue cambiando con el tiempo. Al principio, todas las relaciones se encontraban bajo la bóveda de la primera iglesia – antes de Cristo, después bajo el amparo de otra iglesia – después de Cristo y en esta época quedan bajo el cielo, las terceras iglesias – en Cristo.

En la primera iglesia el hombre podía equilibrar libremente las relaciones entre las personas (esfera). Cualquier información que se refería a él podía regularla desde el punto de partida como alguien con su presencia evidente: »Sé que soy« o tomaba la devolución, la analizaba y la compartía.

En el período de la segunda iglesia de las interrelaciones (circular) el hombre podía ser una fragante flor y su prójimo a su lado una flor marchita, o al otro le permitía ser un capullo que florece y tomaba al contrario para si.

El tiempo de la tercera iglesia (punto) o vertical se produce cuando dos nadies se unen uno sobre otro en el primer rayo de alguien. El punto ciego, en el cual no se sabe si un lobo vestido de oveja o una oveja que se oculta bajo la piel del lobo desaparece y con ella la libre voluntad. A alguno le queda el cordero – a nadie, al otro el lobo – alguien.

La negociación en el mercado de las relaciones humanas ha finalizado, comerciar cualquier nombre en este momento es una estrechez más grande cada vez. Ya no existen las relaciones indirectas a través de las cuales el hombre aprendía durante la primera y la segunda iglesia, en la tercera queda únicamente la relación directa – la relación con uno mismo. Todo lo que ha sido adquirido indirectamente no es adquirido y lo adquirido indirectamente no se pierde, solamente una relación personal o indirecta trae o lleva.

Las fuerzas naturales dentro de ti que estarán luchando por la existencia – soy, como un gato que ha sido echado al agua que está luchando por su vida y para aceptar el no soy o la situación real, deberás ser más fuerte que tu naturaleza. Pero la naturaleza se la doma lentamente, por lo que el camino será difícil y largo hasta la tierra de nadie.

Jesús puso todas sus palabras en tu relación personal, allí está el camino, la verdad y la vida. Y la pura verdad es la luz en el camino que te ayude a la aceptación de que eres aquel que no está.

La comunicación entre el alguien y el nadie se desvanece. Alguien no tiene tiempo de ser nadie y nadie no tiene la voluntad de ser alguien. Alguien ya no tiene el poder de entrar en el lugar de nadie, porque no puede sobrevivir como nadie y sólo mira hacia el lugar y se pregunta: “Todos son sólo nadie, la oscuridad entre las oscuridades, los cadáveres entre cadáveres y sin embargo brilla la luz del Señor entre ellos, no les falta nada y todo se está abriendo.… en la alcoba del nadie sopla el Espíritu Santo.

En el espejo de la eternidad del Señor nadie se está convirtiendo en todo y alguien que es en sí mismo un todo en nadie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *