También en el castigo está la ofrenda

TAMBIÉN-EN-EL-CASTIGO-ESTÁ-LA-OFRENDA
TAMBIÉN EN EL CASTIGO ESTÁ LA OFRENDA


Todo lo que está fuera de la vida,
está condicionado al niño como vida.
Por eso también un niño que no tiene una buena educación,
puede encontrar en todas partes un firmamento de estrellas que lo guían.

La crianza de hoy es solamente un compromiso de pertenencia sin sacrificios.

También el niño está obligado a ofrendarle a los padres,
Al igual que los padres deben ofrendarle a él.

También un castigo es una ofrenda.

Cuando el niño nos da su primera ofrenda la sentimos,
como sentimos la primera campanilla de invierno que nace en la primavera.
Estos son caminos tranquilos y suaves.
Sentimos que son pequeños, y por eso nos conmueven.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *