El mundo prófugo de lo natural, el mundo humano dos veces prófugo

Los muertos no pueden dominar

EL-MUNDO-PRÓFUGO-DE-LO-NATURAL-EL-MUNDO-HUMANO-DOS-VECES-PRÓFUGO
EL MUNDO PRÓFUGO DE LO NATURAL, EL MUNDO HUMANO DOS VECES PRÓFUGO


El mundo prófugo de lo natural, el mundo humano dos veces prófugo…
El reflejo y el reflejo del reflejo de la matemática básica de Dios.

La vertical es la base de la vida, que funciona como un mandala: un patrón simétrico, un conjunto de dos opuestos. Este cálculo matemático de los opuestos es el estado de la energía libre, la condición previa de todo. La vertical se manifiesta dos veces: primero a través de la naturaleza, después en la relación del hombre, en las proyecciones mentales. La naturaleza es una forma fugitiva del estado estático del mandala, una forma doblemente fugitiva del mundo humano.

Ya un bebé es una forma mental fugitiva, porque se destaca de la condición estática básica. Sin embargo su diferenciación es pequeña, por lo que la mente del niño es como si estuviera en un estado gaseoso. Por eso los niños, a pesar de llevar una proyección mental básica, no cometen pecados. Sólo cuando el alma entra en un estado líquido comienza a pecar, porque comienza a bailar con el libre albedrío en las proyecciones. Cuando se desarrolla psicológicamente y es sexualmente activo se encuentra en forma sólida – por lo tanto es posible un regreso a la condición estática o una completa renuncia a través de la coronación del derecho de las libres proyecciones.

Cada hombre lleva en si mismo una detención, un estado estático. Todos los alcances del hombre en un estado de movimiento carecen de valor ante la vida, sólo la aceptación del estado estático conduce a la separación. Sólo el hombre puede detener su forma natural errática, si antes se detiene en su mundo mental – únicamente la detención psicológica puede con la forma natural. Se le da una forma indirecta que posee el enfoque para la condición estática básica determinada por la naturaleza. Cuando se detiene, está sobrio y no sueña más. Tiene el cálculo de la nada en sí y la forma natural pueden comenzar a detenerse.

Cuando el hombre con el conocimiento llega al cero personal, comienza a actuar el estado estático de las formas mentales proyectadas que de la circulación toman la nada, que funcionaba como la conversión entre el más y el menos. Entonces todo aquel que es injusto pierde su aparente suma. Ya que a través de la suma del cero, a expensas de su menos vivieron su más – tanto el que se ha entregado al menos, el arbitrario a través del cero midió una suma. Cuando el entregado de manera incondicional acepta la nada o la muerte, la cuenta ya da resultados y es el fin del reino de los mundos de proyección arbitrarios a expensas de los demás.

Llega el tiempo de las separaciones o las alianzas.

Todos vivieron una imagen del espejo, se movían y medían,
sólo Jesús aceptó la detención y detuvo el mar salvaje de las formas fugitivas.

Jesús aceptó el cero de los reflejos mentales en el desierto y se subordinó completamente a la voluntad de Dios. En la cruz recibió el cero de la forma, donde renunció a su forma natural y entregó su cuerpo. Si no pusiera el doble cero, todas las formas se distorsionarían y el mundo quedaría desvastado, sin embargo de este modo quedó estacionado.

»Yo he vencido al mundo.«
Ya no está más en el mundo de las formas fugitivas, está en la costa.

Jesús está en el cero, o bien en el subconsciente cargado del todo, con todas las formas de vida. Pero debe estar confirmado por otro, que aceptará el cero para que se pueda activar el mundo desde el cero. Según la regla de las matemáticas de Dios Jesús se levantó de los muertos el tercer día, pero necesita otra orilla para que pueda pisarla y volver a la vida para siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *